Los limitadores de sonido que puedes necesitar

Los limitadores de sonido son una herramienta o método que se usa para limitar la presión sonora existente entre un receptor y un emisor. Dependiendo de cómo se vaya a abordar el problema, es aconsejable utilizar un tipo de limitador de sonido u otro.

Tipos de limitadores de sonido

La manera más habitual cuando lo que se busca es la insonorización de un edificio o de un ambiente es la limitación por absorción. Las espumas de goma y las esponjas absorbentes disminuyen el ruido al transformar las ondas vibratorias en calor a través de la fricción a nivel celular. La efectividad de estos materiales va a depender de factores tan importantes como la densidad, el tamaño y la porosidad de los mismos.

Por otro lado, si se tiene acceso a la fuente del sonido, existen varias opciones para limitarlo. En primer lugar, puede aumentarse la distancia entre el receptor y el emisor. También pueden utilizarse reflectores de sonido como se hace en algunas vías de trenes donde se usan paneles refractarios para apuntar el sonido al cielo y evitar que se propague de manera lateral. También puede suceder que la fuente de sonido no sea el primer origen, siendo una superficie plana que refleje el eco hacia el receptor. En este caso, si se puede acceder a la fuente del eco, se pueden usar materiales difusores colocados sobre la superficie plana. Estos distribuirán el sonido en todas las direcciones reduciendo la intensidad de este considerablemente.